Anuncios

Inicio

El deporte en general y el baloncesto en particular tienen un «algo» que te engancha a ellos. Hay un momento que tu cabeza hace «clic» y cuando te quieres dar cuenta está viendo un partido de segunda aragonesa femenina un sábado por la tarde o te paras a disfrutar de unos alevines dando sus primeros pasos en el mundo de la canasta.

Creo recordar que corría el 24 de Octubre de 2010. De siempre me había gustado el baloncesto, durante más de 10 años lo estuve disputando en las diversas categorías de la federación y era un abonado asiduo del CAI.  La temporada anterior había llegado a Zaragoza un entrenador de la tierra y con él se consiguió ascender a la primera a la Liga ACB desde la LEB. Se ascendió y el equipo jugaba bien pero es que hablamos de un equipo de millones de euros. Lo dificil era mantenerse.

Por aquel entonces los partidos eran retransmitidos por Aragón Televisión en la figura de Luis Alberto Noriega. Ahí estaba yo como todas las jornadas pegado al televisor cuando sucedió esto.:

El tiro de Van Rossom y la locución de Luis Alberto Noriega fueron mi «clic». Y entonces me pregunté ¿Cómo pudo Basket Zaragoza ganar a semejante equipo en su casa con esos jugadores? La respuesta tenía dos palabras: EQUIPO y ENTRENADOR.

El entrenador era Jose Luis Abós. Con él aprendí a fijarme en los detalles tácticos y a ver el baloncesto «más allá». El baloncesto como una suma de jugadores/persona y una ocupación y generación de espacios en el tiempo. Algo así como una partida de ajedrez rápida.

Se habla mucho ahora del «stretch four» y esa posición en la que un jugador puede jugar indistintamente el 3 y el 4. Se habla de Pablo Laso, de Mumbrú…. pero el primer entrenador que ví que apostase por esta figura fue Jose Luis Abós con Damjan Rudez. Estaban hechos el uno para el otro. Sin Jose Luis, Rudez no ha vuelto a ser nunca el jugador que enamoraba en Zaragoza. Y para Jose Luis Rudez era el jugador perfecto para ejecutar sus sistemas.

La temporada 2012-2013 fue y será salvo sorpresa la mejor de la historia de este nuevo Basket Zaragoza y ese mérito los tuvieron los jugadores por creer en su entrenador. Jose Luis trazó un plan y el equipo lo ejecutaba de maravilla. Hubo partidos malos, desde luego, pero se consiguió derrotar en una eliminatoria a todo un Valencia Basket a pesar de haber perdido de más de 40 en la ida de no contar con Henk Norel. E-Q-U-I-P-O.

Este partido será siempre historia del club. 

Jose Luis no fue el mejor entrenador de la historia. Quizá no haya sido ni el mejor entrenador aragonés de todos los tiempos. Pero nadie puede dudar que ha sido el entrenador que más ha hecho disfrutar del baloncesto en Zaragoza desde la década de los 90.

Lejos de temas políticos que en los últimos tiempos han dañado su figura (en vez de dañar la de los políticos que la han utilizado), este club nace con el objetivo de ser de alguna manera un «homenaje» a este gran entrenador aragonés y que su nombre no caiga en el olvido.

Queremos transmitir la pasión por el baloncesto a tod@s nuestros jugador@s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close